Acceso de los editores

Sa 21 Septembertember 2013

Me voy a operar del corazón. Preguntas frecuentes (FAQ)

Eingesendet von Dr. Carlos Porras. Der Artikel wurde in Instituto Cardiotecnológico Andaluz (ICTA Cardiología), Cirugía Cardiaca, Cirugía del corazón publiziert und mit den Tags cirugía cardiovascular, cirugía, Cirugía cardiovascular Málaga, Cirugía cardiaca Málaga, Preguntas Frecuentes versehen

¿Por qué me tengo que operar?

Cada caso se discute entre los cardiólogos y los cirujanos. Se aconseja la cirugía cuando otros tratamientos no son posibles o son peor solución. Aunque cada caso es distinto, la cirugía se hace para que los pacientes vivan más años, y sobre todo para que vivan mejor. En ocasiones hay que operar a pacientes sin síntomas, y en estas ocasiones esto se hace para evitar daños irreversibles en el corazón.

¿Qué riesgo tiene mi operación? ¿Me puedo morir?

Por desgracia toda operación tiene un riesgo. Afortunadamente, en la mayor parte de las ocasiones este riesgo es muy pequeño, aunque nunca sea cero. Cada enfermedad, cada paciente y cada operación son distintos, por lo que para cada caso en concreto el cirujano le dará una estimación de su riesgo individual. En cualquier caso, cuando se aconseja cirugía, siempre es mayor el riesgo de no operarse.

¿Qué pasa después de la operación?

Cuando despierte, usted estará en la Unidad de Cuidados Intensivos. En esta Unidad estará en principio un par de días, tras los cuales volverá a una habitación en la planta de hospitalización. Al principio probablemente notará tirantez o incluso dolor en la zona de las incisiones; para ello se le administrará el tratamiento analgésico que sea preciso. También estará muy cansado, pese a lo cual le insistirán en que se levante y se mueva cuanto antes. La mayor parte de los pacientes se va a casa antes de una semana de haber transcurrido la operación. Pero no se preocupe: no se irá de alta hasta que esté en condiciones de hacerlo.

¿Cuánto tardaré en recuperarme de la operación?

Cada paciente responde a la cirugía de forma diferente, pero como regla general se tarda unas 6 u 8 semanas en estar completamente bien. Durante este tiempo es normal:

  • No tener apetito durante una semana o dos. Coma sólo si le apetece; comer no es importante. Eso sí, beba abundantes líquidos.
  • Tener las piernas hinchadas, especialmente si tiene usted una herida en la pierna. Elevarlas le será útil.
  • Tener dificultad para dormir. A veces ayuda tomar un calmante o una pastilla para dormir antes de acostarse.
  • Tener cambios de humor y sentirse deprimido. No se angustie; esto también mejorará.
  • Tener un poco elevada la parte alta de su herida o notar un clic o una sensación rara en el pecho. Irá a menos con el tiempo.
  • Experimentar dolor o rigidez en los hombros y la espalda. El tiempo y los calmantes le ayudarán a aliviar estas molestias.

¿Qué cosas puedo hacer tras la operación?

Una vez recuperado en principio, podrá hacer una vida totalmente normal. Mientras tanto, es importante que haga ejercicio físico de forma progresiva, tal como se le indique en el postoperatorio. Caminar es una de las mejores formas de hacer ejercicio; camine a su propio paso, descansando cuando le sea preciso. También puede subir escaleras o cuestas.

Podrá ducharse en el hospital en cuanto le quiten las vías y la sonda. Debe evitar bañarse hasta que las heridas estén cicatrizadas completamente.

Salvo que su médico le diga lo contrario, puede volver a tener relaciones sexuales cuando se sienta cómodo. Para mucha gente, esto ocurre entre la 2 y 4 semanas tras el alta.

Puede ir en coche de pasajero desde el primer momento y conducir a partir de las 4 semanas. Evite montar en moto o bicicleta durante unas 6 semanas después de la cirugía. Cuando realice un viaje, tenga en cuenta que es bueno parar periódicamente para “estirar las piernas”.

Evite levantar pesos y empujar o tirar de nada de más de 4 o 5 kilos en unas 6 semanas tras la intervención.

Consúltelo con su cirujano, pero la mayor parte de los pacientes pueden volver al trabajo entre 6 y 12 semanas después de la intervención.

Si puede, únase a un grupo de «Rehabilitación cardiaca» reglado. Le ayudarán a recuperarse y a “dejar de ser un enfermo” cuanto antes.

Descargue esta información para imprimir o consultar más tarde:

Información Cirugía Cardiaca - Precauciones antes de ser operado de corazón

Información Cirugía Cardiaca - Quién está en quirófano durante la cirugía

Información Cirugía Cardiaca - Qué necesita saber cuando se va a operar del corazón

Información Cirugía Cardiaca - Tras su operación de corazón

Fr 15 März 2013

“Coronary Bypass Grafting to a "Full-Metal Jacket" Left Anterior Descending Artery”

Eingesendet von Dr. Carlos Porras. Der Artikel wurde in Instituto Cardiotecnológico Andaluz (ICTA Cardiología), Cirugía Cardiaca publiziert und mit den Tags cirugía cardiovascular, implantación de stents coronarios versehen
Publicación de los doctores Mataró, Sánchez-Espín, Porras, Melero, Olalla y Such en la revista americana Annals of Thoracic Surgery.

«Coronary Bypass Grafting to a 'Full-Metal Jacket' Left Anterior Descending Artery»

María J. Mataró, Gemma Sánchez-Espín, Carlos Porras, José M. Melero, Eduardo Olalla, Miguel Such

Ann Thorac Surg. 2013 Feb;95(2):717.

anals of toracic  

Se describe el caso de un paciente al que se le habían implantado numerosos stents coronarios en la arteria descendente anterior y que precisó cirugía. Se realizó la unión entre el injerto arterial (mamaria izquierda) y la coronaria abriendo el stent longitudinalmente.

Di 13 November 2012

¿Qué debe saber si se va a operar del corazón?

Eingesendet von Dr. Carlos Porras. Der Artikel wurde in Cirugía Cardiaca publiziert und mit den Tags guía para pacientes, cirugía cardiovascular, antes de la cirugía cardiovascular, en quirófano, en la Unidad de Cuidados Intensivos, información para pacientes de cirugía cardiovascular versehen

¿Qué debe saber si se va a operar del corazón?

Esta guía pretende ayudarle a resolver alguna de las dudas más frecuentes que los pacientes y sus familiares suelen tener acerca de su operación de corazón.

Recuerde: si las explicaciones que su médico le ha dado difieren de lo expuesto en esta guía, siga siempre las instrucciones específicas de su médico.

Antes de la cirugía

Antes de la intervención le rasurarán el vello de todo el cuerpo. Después le darán una esponja con un jabón antiséptico a fin de eliminar los gérmenes de la piel para intentar evitar posibles infecciones tras la cirugía. En las 6 horas previas a la cirugía no deberá beber ni comer nada. Si tuviera que tomar algún medicamento, se lo darán con un sorbo de agua. A veces se administra alguna inyección subcutánea como medicación preanestésica antes de bajarle a quirófano; esta medicación le puede hacer sentirse somnoliento.

Traslado al quirófano

Antes de la intervención se le bajará a una sala de espera prequirúrgica en donde quedará a cargo de una enfermera especializada. Si tiene alguna duda o problema lo podrá comentar con ella, que le ayudará en lo que necesite. En esta sala la temperatura suele ser un poco baja; si lo precisa, pida una manta. En esta sala o ya en quirófano le pondrán una vía en una vena del brazo que se conectará a un suero.

 

En el quirófano

El anestesiólogo y la enfermera de anestesia le ayudarán a tumbarse en la mesa de operaciones. Esta mesa es dura y estrecha, por lo que es importante que no se mueva salvo que se lo indiquen. En caso de que no lo hayan hecho en la sala de espera prequirúrgica, le colocarán en el brazo una vía conectada a un suero. A través de esta vía le pondrán un medicamento que le hará sentir somnoliento de forma progresiva, hasta que quede profundamente dormido.

En la Unidad de Cuidados Intensivos

Cuando despierte usted estará en la Unidad de Cuidados Intensivos. En esta Unidad estará rodeado de aparatos y de alarmas que alertan al personal de cualquier problema en los monitores. Son alarmas muy sensibles, por lo que la mayor parte de las veces en que se activan no hay ningún problema real, son “falsas alarmas”. Si suenan, no se preocupe. Al recuperar poco a poco la conciencia notará que tiene un tubo en la boca, sujeto por una cinta de gasa o un adhesivo. Este tubo, que va al pulmón, se utiliza para que una máquina le ayude a respirar mientras está anestesiado. Es importante que esté tranquilo y deje hacer a la máquina. En este momento no podrá hablar; su enfermera le dirá lo que tiene que hacer.

Cuando esté suficientemente despierto le quitarán el tubo y le pondrán una mascarilla con oxígeno. Aún estará un poco adormilado y se sentirá cansado. Relájese. En las horas siguientes la mascarilla será sustituida por unas “gafas nasales”, unos tubitos que se colocan en la nariz para administrarle el oxígeno. Probablemente note la nariz algo seca.

Probablemente note tirantez o incluso dolor en la zona de las incisiones (en mitad del pecho o en el costado, y en la pierna o el antebrazo si se operó usted de coronarias). Si tiene dolor, dígaselo a su enfermera para que se intensifique el tratamiento analgésico.

También notará unos tubos finos pegados a su abdomen y que salen del tórax. Son drenajes mediastínicos que se conectan a un reservorio. Normalmente se retiran a las 24–36 horas de la intervención. También tendrá colocadas una vía en la muñeca y otra en el cuello; se utilizan para monitorizar sus constantes y para administrarle medicación. Estará asimismo sondado, por lo que no sentirá necesidad de orinar, aunque puede que note sensación de presión en la vejiga.

Inicialmente no le dejarán comer ni beber. Pasadas unas horas le darán un poco de agua con una pajita para que empiece a beber poco a poco. Si le sienta bien, podrá beber más. Poco a poco le irán quitando la monitorización y retirando vías y tubos hasta que, en función de su evolución, le suban de nuevo a la planta de hospitalización. Habitualmente ya en la Unidad de Cuidados Intensivos le empezarán a sentar en un sillón. Inicialmente se sentirá muy cansado o incluso un poco mareado. No se preocupe, es normal. Es importante que esté sentado el máximo tiempo posible, pero si no se siente bien, dígalo.

Finalmente volverá a su habitación en la Planta de Hospitalización, donde su familia podrá estar con usted todo el tiempo. Normalmente en la unidad de Cuidados Intensivos se permanece un par de días, aunque en ocasiones la estancia puede ser más larga. Si fuera a ser así, su enfermera y su médico intensivista se lo irán comunicando a usted y a su familia que, salvo que usted se oponga a ello, estará puntualmente informada de su estado. En el momento del alta Le entregarán un informe de alta en el que constarán las pruebas realizadas, su diagnóstico y la intervención realizada, así como el tratamiento a seguir. Pregunte todas sus dudas. Le explicarán cómo contactar con nosotros en caso de que tenga algún problema. Si no lo hacen, por favor, pregúntelo. También le explicarán cómo incluirse, si lo desea, en un Programa de Rehabilitación Cardiaca para pacientes operados de corazón.

Di 13 November 2012

¿Qué esperar tras su operación de corazón?

Eingesendet von Dr. Carlos Porras. Der Artikel wurde in Cirugía Cardiaca publiziert und mit den Tags guía para pacientes, cirugía cardiovascular, información para pacientes de cirugía cardiovascular, después de operación de corazón versehen

¿Qué esperar tras su operación de corazón?

Esta guía pretende ayudarle a resolver alguna de las dudas más frecuentes que los pacientes y sus familiares suelen formular tras una operación de corazón. Su objetivo, pues, es informarles para que sepan qué esperar durante su recuperación.

Recuerde: si las explicaciones que su médico le ha dado difieren de lo expuesto en esta guía, siga siempre las instrucciones específicas de su médico.

Cada paciente responde a la cirugía de forma diferente. Usted es único. Y la recuperación de cada procedimiento quirúrgico específico también lo es. No obstante, a pesar de esas diferencias, se pueden hacer ciertas generalizaciones. Las instrucciones aquí presentadas proceden de las de la Sociedad Americana de Cirugía Torácica (STS).

Es perfectamente normal

  • No tener demasiado apetito, incluso durante varias semanas. Muchos pacientes notan que su sentido del gusto está disminuido o incluso ausente. No se preocupe, que volverá. Algunos pacientes incluso se quejan de náuseas al oler la comida durante una semana o dos, tras la cirugía. Coma sólo si le apetece; comer no es importante. Eso sí, beba abundantes líquidos.
  • Tener las piernas hinchadas, especialmente si tiene usted una herida en la pierna. Esa pierna se hinchará durante una temporada. Elevar las piernas le será útil. Use una media elástica si se la han prescrito.
  • Tener cierta dificultad para dormir por la noche. Puede encontrar difícil quedarse dormido o puede que se despierte a las dos o las tres de la mañana y no se pueda volver a dormir. Mejorará. A veces ayuda tomar un calmante o una pastilla para dormir antes de acostarse.
  • Estar estreñido. Puede usted usar un laxante. Añada más fruta, fibra y zumos naturales a su dieta.
  • Tener cambios de humor y sentirse deprimido. Tendrá días buenos y días malos. No se desanime; esto también mejorará.
  • Tener un poco elevada la parte alta de su herida. Con el tiempo le desaparecerá.
  • Notar un clic o una sensación rara en el pecho los primeros días, tras la cirugía. Esta sensación irá a menos con el tiempo y desaparecerá tras unas semanas. Si empeorara, consulte a su cirujano.
  • Experimentar dolor o rigidez en los hombros y la espalda, entre las escápulas. El tiempo y los calmantes le ayudarán a aliviar estas molestias.
  • Recuerde que se tarda entre 4 y 6 semanas en empezar a sentirse mejor.
  • Si durante la cirugía se usó una arteria de su pecho, la arteria mamaria interna, puede tener acorchamiento a la izquierda o derecha de la herida. Esto es normal.

 

Cuidados de su herida

Mientras esté en el hospital siga los consejos de su médico. Tras el alta puede usted lavarse las heridas diariamente, aunque todavía tenga las grapas, con agua templada y un jabón suave. Evite frotar vigorosamente. A los siete del alta se pueden quitar las grapas que queden (salvo que su cirujano le haya indicado otra cosa). Recuerde que las heridas se queman con el sol con más facilidad que el resto de la piel. Protéjalas del sol durante el primer año tras la cirugía. La cicatriz se pigmentará y oscurecerá más si se expone al sol durante ese periodo. No se aplique lociones, cremas, aceites o polvos en las heridas salvo que su cirujano cardiovascular le indique lo contrario. Vigile su herida diariamente.

Consulte a su médico:

  • Si nota reblandecimiento, enrojecimiento o hinchazón progresiva alrededor de los bordes de la herida.
  • Si la herida “mancha”.
  • Si la fiebre persistente.

 

Si en su cirugía se usó una vena de la pierna, siga estas instrucciones además de las anteriores:

  • Evite cruzar las piernas durante unos días.
  • Evite estar durante mucho tiempo seguido de pie o sentado con la misma postura.
  • Eleve su pierna ligeramente mientras esté sentado. Vigile si se le hincha la pierna.
  • La hinchazón mejorará si eleva la pierna y empeorará si está mucho tiempo de pie o sentado. 
  • Consulte a su médico si la hinchazón persiste mucho tiempo o empeora.

 

Medicamentos

El médico le entregará un informe con la medicación que tiene que tomar tras el alta. Tómesela exactamente como su médico se la prescriba.

Actividad

Deje la actividad que esté haciendo si nota falta de respiración, nota pulsaciones irregulares, se marea o tiene dolor de pecho. Descanse hasta que se le quiten. Si no remiten solos, consulte a un médico.

  • Ducharse: se puede duchar en el hospital en cuanto le quiten las vías y la sonda. Evite bañarse hasta que las heridas estén cicatrizadas completamente. Evite el agua muy caliente.
  • Ropas: vístase con ropas cómodas y sueltas que no le aprieten.
  • Descanso: necesita un equilibrio entre reposo y ejercicio para recuperarse. Muévase todo lo posible, pero también descanse cuando lo necesite.
  • Caminar: es una de las mejores formas de hacer ejercicio. Camine a su propio paso, deteniéndose y descansando cuando le sea preciso e incrementando el esfuerzo de forma gradual. También puede subir escaleras o cuestas. Cuando haya un pasamanos, no apoye el cuerpo sobre los brazos para ayudarse a subir; use las piernas.
  • Vida sexual: salvo que su médico le diga lo contrario, puede volver a tener relaciones sexuales cuando se sienta cómodo. Para mucha gente esto ocurre alrededor de 2 a 4 semanas tras el alta.
  • Conducir: puede ir en coche de pasajero desde el primer momento y conducir a partir de las 4 semanas. Evite montar en moto o bicicleta durante unas 6 semanas después de la cirugía. Cuando realice un viaje, tenga en cuenta que es bueno parar periódicamente para “estirar las piernas”.
  • Levantar pesos: no se debe poner el hueso en demasiada tensión mientras está cicatrizando. Evite levantar pesos y empujar o tirar de nada de más de 4 o 5 kilos en unas 6 semanas tras la intervención.
  • Trabajar: consúltelo con su cirujano, pero la mayor parte de los pacientes pueden volver al trabajo entre 6 y 12 semanas después de la intervención.
  • Rehabilitación cardiaca: si puede, únase a un grupo de Rehabilitación cardiaca reglado. Le ayudarán a recuperarse y a “dejar de ser un enfermo” cuanto antes.
Di 13 November 2012

Indicaciones de profilaxis de endocarditis infecciosa en pacientes sometidos a un procedimiento de alto riesgo

Eingesendet von Dr. Carlos Porras. Der Artikel wurde in Cirugía Cardiaca publiziert und mit den Tags cirugía cardiovascular, endocarditis infecciosa, procedimientos quirúrgicos de riesgo versehen

Pacientes en los que se aconseja profilaxis de endocarditis infecciosa cuando se someten a un procedimiento de alto riesgo

  1. Pacientes portadores de una prótesis valvular o de material protésico empleado en reparación valvular.
  2. Pacientes con endocarditis previa.
  3. Pacientes con cardiopatías congénitas:
    1. Cardiopatías cianóticas no reparadas, con defectos residuales o con shunts y conductos paliativos.
    2. Cardiopatías con reparación completa con empleo de prótesis o material protésico implantado mediante cirugía o de forma percutánea, durante 6 meses tras el procedimiento.
    3. Cuando persiste un defecto residual en la zona de implantación quirúrgica o percutánea de un material protésico. 

 No se recomienda profilaxis antibiótica para ningún tipo de cardiopatías valvulares o congénitas.

Procedimientos en los que se aconseja profilaxis antibiótica

Procedimientos dentales

  1. Sólo se aconseja profilaxis antibiótica para procedimientos en los que se manipule la encía o la región periapical de los dientes o en los que se perfore la mucosa oral.
  2. No se recomienda profilaxis antibiótica para anestesia local, inyecciones en tejido no infectado, retirada de suturas, radiografías dentales, colocación o ajuste de prótesis removibles o material de ortodoncia. No se recomienda tras traumatismos a los labios o a la mucosa oral.

No se recomienda en

  1. Procedimientos de vías respiratorias: No se recomienda profilaxis con antibióticos en broncoscopias, laringoscopias o intubación endotraqueal o transnasal.
  2. Procedimientos gastrointestinales o genitourinarios: No se recomienda profilaxis con antibióticos en gastroscopias, colonoscopias, cistoscopias o ecocardiogramas tranesofágicos.
  3. Procedimientos sobre piel y tejidos blandos: No se recomienda profilaxis en ningún tipo de procedimiento.

 

Profilaxis antibiótica en procedimientos dentales (si está indicada)

tabla indicaciones profilaxis antibiotica

Una dosis única 30-60 minutos antes del procedimiento.

Fuente: Guidelines on the prevention, diagnosis, and treatment of infective endocarditis (new version 2009) The Task Force on the Prevention, Diagnosis, and Treatment of Infective Endocarditis of the European Society of Cardiology (ESC) Endorsed by the European Society of Clinical Microbiology and Infectious Diseases (ESCMID) and by the International Society of Chemotherapy (ISC) for Infection and Cancer. European Heart Journal (2009) 30, 2369–2413 doi:10.1093/eurheartj/ehp285.

Twitter @ictacardiologia

EspañolEnglishDeutschPусский
Hospital Xanit Internacional Instituto Cardiotecnologico Andaluz

 

  • Avenida de los Argonautas, s/n, 29630, Benalmádena, (Málaga)
  • Telefonnummer:
    (+34) 952 367 190

Fuentes externas destacadas

Gemeinsam sind wir stark

index_circulo

Das Institut für Kardiotechnik vereint das Know-how aus vier Klinikbereichen, um erstklassige kardiologische Behandlungsleistungen zu erbringen.

ICTA: als Team am Puls der Zeit.

Málaga Health

Malaga Health | Medical tourism services

Marfan-Kanal

 

Das Ärzteteam des Andalusischen Instituts für Kardiotechnik pflegt die in spanischer Sprache vorbildhafte Website zum Marfan-Syndrom.

Canal Marfan: El espacio web informativo acerca del síndrome de Marfan
 blog dr such
doctorfernandocabrera-cardiologo
doblas

Arrhythmien

Auf der Arrhythmien-Station der Herz-Abteilungp behandeln wir Patienten mit Herzrhythmusstörungen. Die Station setzt sich aus zwei spezifischen Bereichen zusammen.

Weitere Infos

Marfan-Station

Multidisziplinäres Team zur Diagnose, Kontrolle und Behandlung von Patienten mit Marfan-Syndrom.



Weitere Infos

Herzchirurgie

Die Behandlungstechniken moderner Herzchirurgie: Koronarchirurgie mit und ohne extrakorporalen Kreislauf, konventionelle Herzklappenchirurgie, usw.

Weitere Infos

Aortenklappen-Station

Pionierteam in der Aortenklappenrekonstruktion. Wir führen Eingriffe an Aortenwurzelaneurysmen in perfekt ausgestatteten Operationssäulen durch.

Weitere Infos

Klinische Kardiologie

Elektrokardiogramm (EKG), Ergometrie und Echokardiogramm: Praxen in Benalmádena (Krankenhaus Hospital Xanit) und in  Fuengirola.


Weitere Infos

Plötzlicher-Herztod-Station

Früherkennung der Ursachen von Koronarerkrankungen, die zum plötzlichen Herztod beim Sport führen können.


Weitere Infos

Hämodynamik

Koronarangiographie, Untersuchung von Patienten mit Herzklappenerkrankung:: angeborene Herzfehler beim Erwachsenen, transseptale Katheterisierung, usw.

Weitere Infos

Kardiologische Rehabilitation

Fachservice zur vollständigen Rehabilitation von Patienten nach Angina Pectoris, Herzinfarkt, Operationen, usw.


Weitere Infos